"El arte marcial remonta a un pasado de guerras donde las técnicas de combate cuerpo a cuerpo si estudiaban hasta el agotamiento ya que la victoria, en la gran mayoría de las veces, era sinónimo no sólo de conquista, sino de supervivencia.
Había el respeto y reconocimiento al adversario que también estaba allí entregando su vida por ideales.


Ahora, en este tiempo, vivimos principalmente, la fase de la Guerra Interna, la mayor de todas. Nuestros adversarios ya no sólo están fuera, sino principalmente dentro de cada uno de nosotros.


¿Has reverenciado tu Guerrero Interno hoy?

¡Osu!